Viento del Japón 🎎

Copiar referencia


Viento del Japón

El antiguo biombo me recordó al Japón, porque alguna vez un almacenero me contó que biombo era una palabra japonesa: biōbu, vocablo formado por composición mediante biō (protección) y bu (viento), o sea “protección contra el viento”. Eso me explicaba mientras cortaba 100 gramos de jamón cocido. Siempre hay que estar atento a esos jirones de erudición que tienen para regalar algunas personas sin una relación obvia con los temas tratados.

Y ya que recordé al Japón, también recordé lo extraño que fue para mí estar en Kioto. Miraba por la ventana del tren de una manera totalmente diferente, como no lo había hecho antes, estaba completamente abrumado y me encantaba.

La única vez que visité Japón fue durante dos semanas en el 2014. En mi cabeza tengo asociado a Japón con el otoño, por eso me resultaba tan extraño estar allí en pleno verano.

Me es muy difícil ver el mundo como realmente es, en lugar de como mi versión idealizada de él es.

Quiero recopilar todos los detalles, vivir todas las emociones y disfrutar todo el esplendor del mundo. Pero sé que en realidad nada es perfecto, y que todo tiende a ser un poco decepcionante. Por eso me quedo con la versión que habita en mi cabeza.

Pero la parte de mi mente que está constantemente comparando todo contra un ideal, tratando desesperadamente de quedar satisfecho con el resultado de la comparación, es la parte infeliz.

Solo un viejo biombo en una habitación, nada más, el resto son nociones perdidas en mi cabeza.


El antiguo biombo me recordó al Japón, porque alguna vez un almacenero me contó que biombo era una palabra japonesa: biōbu, vocablo formado ...


2 comentarios:

  1. Me encantó, lo maravilloso de hilar desde una simple palabra y saber expresarlo. Abrazos querido amigo literato.
    Cecy :)

    ResponderBorrar